Principal > Cirugías > Cara y Cuello


Rejuvenecimiento de los Párpados

Como consecuencia del paso del tiempo, los tejidos que sostienen las estructuras que rodean a los ojos pierden fuerza y la forma de los párpados se modifica. Estos cambios dan como resultado un aspecto cansado y poco atractivo.

La blefaroplastía o cirugía de rejuvenecimiento de los párpados, tiene como objetivo restablecer la apariencia juvenil. Esto se logra a través de diversas técnicas quirúrgicas que involucran en mayor o menor grado el retiro de piel, la recolocación de estructuras que han cambiado de posición y el manejo de las bolsas de grasa que rodean a los ojos.

Antes de la cirugía

Es preciso realizar una evaluación del estado de salud general y además valorar las condiciones de los tejidos que rodean a los ojos. En muchas ocasiones, la cola de las cejas ha descendido considerablemente por lo que para obtener un resultado óptimo se debe realizar también un procedimiento que las lleve nuevamente a su posición previa.

La zona de las "patas de gallo" no se puede modificar con una blefaroplastía por lo que para rejuvenecerla será necesario utilizar otro método como aplicar toxina botulínica o aplicar rellenos. Además, si existe indicación se pueden realizar en conjunto otros procedimientos como un rejuvenecimiento facial.

Procedimiento

En la mayoría de las ocasiones la cirugía se realiza con sedación y anestesia local. En el párpado superior se realiza una incisión que sigue el pliegue horizontal natural que hay en la piel. Se quita la piel excedente y si es necesario se puede realizar el retiro de bolsas de grasa y segmentos pequeños de músculo.

Dependiendo de las características de los tejidos, el rejuvenecimiento del párpado inferior se puede realizar por medio de una incisión en la piel justo por debajo de las pestañas (cuando se requiere retirar piel excedente) o por medio de una incisión en la conjuntiva que recubre la parte interna del párpado.

Después de realizado el procedimiento y una vez que han pasado los efectos de la anestesia, el paciente puede ir a casa.

Recuperación

Durante el primer día después de la cirugía, se indica la colocación de compresas frías que ayudan a evitar la inflamación excesiva.  También se indica que la posición para dormir o descansar sea con la cabeza elevada. Aunque se deben evitar los esfuerzos por unos días, la recuperación en general es rápida y la mayoría de los pacientes pueden realizar sus actividades cotidianas dentro de la primera semana después de la cirugía.

Se pueden formar moretones en los párpados pero generalmente son pequeños y después de unos días han desaparecido o pueden ser disimulados con maquillaje.

Resultados 

Los resultados definitivos se aprecian cuando desaparece por completo la inflamación (de dos a tres meses). Las cicatrices en un principio tienen una tonalidad rojiza que disminuye con el paso del tiempo.

 

Si deseas más información, o si te interesa realizarte un procedimiento, te invitamos a enviar un mensaje a través de nuestra forma de contacto. También puedes hablar con alguna de nuestras coordinadoras, que con gusto te asesorará.