Principal > Cirugías > Contorno Corporal


Lipoescultura

El estudio de las células que constituyen el tejido graso, ha permitido comprender su comportamiento en diversas situaciones. Es así como se pudo observar que las células de grasa pueden ser tomadas de un sitio y transferidas a otra región del cuerpo. Estas células pueden sobrevivir y adaptarse a su nuevo medio si no son dañadas durante el proceso y si son colocadas en un tejido sano y con buena irrigación sanguínea.
 
Así, se comenzó a hacer este tipo de injertos de grasa a otras regiones con el objetivo de dar volumen y mejorar el contorno. A este proceso, se le llamó "lipoescultura".
 
De esta manera, la grasa extraída durante una liposucción, en vez de desecharse, es procesada para separar las células y éstas  son colocadas en el sitio requerido.
 
Las zonas del cuerpo cuyo contorno puede ser mejorado con una lipoescultura varían de acuerdo a las necesidades individuales de cada paciente y a la disponibilidad que haya del tejido graso.
 
Probablemente es la zona en la que se realiza la infiltración de grasa con más frecuencia. Los volúmenes de grasa utilizados varían de acuerdo a cada paciente. La intención es obtener un aumento que sea armónico con el resto del cuerpo y una forma estética.
 
Se obtiene un beneficio doble: Por un lado la reducción de volumen de grasa de algunas zonas problemáticas (como la espalda baja) con la finalidad de obtener grasa de buena calidad; y por otro lado se logra mejorar el volumen mediante una lipoinyección.
 

Perfil facial

Se puede realizar infiltración de pequeñas cantidades de grasa para dar volumen a ciertas zonas (nariz, mentón, pómulos) y mejorar la armonía general del rostro. También pueden rellenarse líneas de expresión o se puede dar más grosor a los labios.
 

Rejuvenecimiento

Se puede hacer un relleno de arrugas faciales profundas como procedimiento aislado o en combinación a una cirugía de rejuvenecimiento de cara y cuello o de párpados.
 
La infiltración de grasa en el dorso de las manos da como resultado un aspecto más juvenil al devolver parte de volumen que se  va perdiendo con el paso del tiempo.
 
Los lóbulos de las orejas pierden volumen con la edad y su aspecto puede ser rejuvenecido si se hace una infiltración grasa.
 

Irregularidades del contorno corporal

Pueden existir áreas del cuerpo cuya superficie presente depresiones o falta de volumen como consecuencia de enfermedades, tratamientos, cirugías, cicatrices o defectos congénitos. La infiltración grasa de estas zonas tiene una finalidad reconstructiva pero el resultado estético mejora considerablemente.
 

Si deseas más información, o si te interesa realizarte un procedimiento, te invitamos a enviar un mensaje a través de nuestra forma de contacto. También puedes hablar con alguna de nuestras coordinadoras, que con gusto te asesorará.